La Superliga surgió como un mecanismo para adaptar el campeonato de primera división del fútbol argentino al formato de las principales ligas del mundo. Se decidió así abandonar el concepto de los dos torneos cortos anuales (Apertura y Clausura, o más recientemente, Inicial y Final), limitando la competición a un único título por año, en el que el conjunto de los equipos se enfrenta en dos rondas. Además, se estableció la modificación del calendario de las competencias, adoptando el europeo y aboliendo el antiguo que se desarrollaba de enero a diciembre.

La segunda medida consistió en reducir el número de equipos participantes. Como consecuencia de la creación del primer torneo “largo”, la categoría principal del fútbol contaba con 30 equipos, conformados a partir de la incorporación de 10 equipos de la división B Nacional a los 20 clubes que ya militaban en Primera. El objetivo de los dirigentes era retornar nuevamente a una competencia de 20 equipos, y se definió el año 2020 para el cumplimiento de esta norma, mediante un complicado esquema de ascensos y descensos que redujera anualmente el número de instituciones participantes.

La primera edición de la Superliga correspondió a la pasada temporada, con inicio en agosto de 2017 y fin en junio de 2018. Luego de 27 partidos que enfrentaron a los 28 equipos que conforman actualmente la división, Boca Juniors logró coronarse campeón, seguido por Godoy Cruz de Mendoza en segundo lugar y San Lorenzo de Almagro en la tercera posición. Los cinco clubes mejor posicionados ganaron el acceso a la fase de grupos de la Copa Libertadores, mientras que Talleres, en quinto lugar, ingresó en la segunda fase de clasificación al torneo. Los equipos que ocuparon del sexto al undécimo lugar, obtuvieron como recompensa la participación en la segunda competición internacional en importancia para la región, la Copa Sudamericana.